10 consejos para cocinar la pasta “casi” perfecta

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Hola a tod@s, hoy vamos a ver unos consejillos para cocinar uno de los alimentos más apreciados en todo el mundo , la pasta. Si juntásemos la cantidad de pasta que hemos comido hasta ahora y la que comeremos en el futuro, está claro que bien merece la pena que sepamos estos trucos para que nos quede perfecta, así que vamos allá!!

Consejos para cocinar pasta

Consejos para cocinar pasta

1-Material:

–     Una cacerola alta, suficientemente grande para que la pasta tenga espacio para cocerse.

–     Una cuchara de madera, que nos permita remover hasta el fondo de la cacerola.

–     Escurridor o una espumadera (para pastas más delicadas).

2-Ingredientes:

–     Sal. Al menos unos 10 gramos por litro de agua, equivalente a una cucharilla de postre colmada . Uno de los errores más comunes es dejar la pasta sosa, para mi gusto el agua debe de saber como el agua del mar. Así queda una pasta muy sabrosa, y no hay tanta necesidad de echarle abundantes salsas, que ya sabéis a donde se van…

–     Aceite, que es opcional. Se utiliza para evitar que la pasta se pegue, pero tiene su inconveniente. Si la vais a comer inmediatamente es mejor no añadir aceite y simplemente remover más la pasta en la cocción, ya que el aceite hace que la salsa no se aferre bien a  la pasta.

–     Agua; la regla de oro es poner 3 litros de agua para cada 300 gramos de pasta, que son unas diez partes de agua por una de pasta. La abundancia de agua hace que se recupere rápidamente la ebullición cuando se añade la pasta y diluye el almidón que genera ésta, por lo que se pega menos. Si queréis ahorrar en electricidad o simplemente no tenéis una cacerola tan grande podéis echar menos agua, pero entonces, la cocción da algo más de trabajo, ya que hay que remover más la pasta.

Consejos para cocinar pasta

Consejos para cocinar pasta

3- Es importante esperar a que el agua (ya salada) hierva antes de añadir la pasta.

4- No añadir la pasta de golpe. Si hacemos esto nos arriesgamos a que el agua se enfríe y deje de cocer. Podemos subir el fuego durante medio minuto mientras vamos añadiendo la pasta de manera gradual. Cuando esté toda en el agua, bajamos un poco el fuego, pero teniendo cuidado de no cortar la ebullición.

5- Tan pronto como se eche la pasta removemos con la cuchara, para evitar que se adhiera entre si. Si removemos bastante durante los primeros 5 minutos y después de vez en cuando, seguro que no se pega.

6- Tapar los 2/3 de la cacerola con la tapadera, ya que el vapor del agua ayuda a que la cocción sea más uniforme. El agua debe de estar siempre hirviendo, de forma que la cocción sea ininterrumpida durante todo el proceso. Y recordad de vez en cuando levantar la tapa y remover.

7- Para el tiempo de cocción no hay una regla establecida, ya que hay muchos tipos de pasta. Tenemos por ejemplo pasta seca o fresca, de trigo duro, de huevo..  y luego está la marca y la fecha de cuando se envasó.

Las pastas frescas cuecen rápido, desde unos pocos segundos a varios minutos, dependiendo de su grosor,  mientras que las secas tardan más.

Podemos mirar el tiempo de cocción del paquete como punto de partida, aunque luego seamos nosotros los que le demos nuestro toque.

Lo mejor es empezar a probar la pasta 3 minutos antes de la hora indicada, sacamos un fideo del agua , lo dejamos enfriar unos segundos y lo mordemos. Olvidaos de ir tirando los fideos contra la pared a ver si se pegan, lo mejor es probarlos Sealed. El punto de la pasta se suele dejar “al dente”, lo que significa que está cocida pero ofrece algo de resistencia al masticarla.

8 – Una vez comprobado el punto justo escurrimos la pasta con un colador y sacudimos 4 o 5 veces. En el caso de pastas muy delicadas como los ñoquis es mejor utilizar una espumadera para sacarlos directamente al plato, ya que se pegan muy fácilmente.

9- Hay que tener en cuenta que la pasta aunque se saque del agua se sigue cociendo durante un rato, por lo que es importante que tengamos la salsa preparada para añadirla inmediatamente. El almidón que permanece en la pasta ayuda a que la salsa se aferre a ésta, así que, si la tenemos preparada, lo mejor es añadirla a la pasta rápidamente y llevarla a la mesa para que no se pase.

10- Si no tenemos la salsa preparada, y vamos a tardar mucho en hacerlo, podemos pasar la pasta por agua fría para cortar la cocción y echar un chorrito de aceite o mantequilla para que no se pegue. También podemos guardarla en un recipiente tapado en la nevera unos días y consumirla cuando queramos.

Espero que estos consejos os ayuden a dejar “casi” perfectas vuestras recetas de pasta. En breve pondré alguna receta navideña.

Un saludo!!

SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO!!! Smile

a href=”http://www.blogl<ovin.com/blog/12221347/?claim=t4zeej6wxb5″>Follow my blog with Bloglovin</a>

Te ha gustado la receta?
Receta
Consejos para cocinar la pasta
Publicado el
Valoración
4 Based on 2 Review(s)
Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por último,para evitar el spam, rellena este cuadro. * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.