Panna Cotta con coulis de frambuesa

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Cómo hacer Panna cotta con coulis de frambuesas. Receta paso a paso.

Hola a tod@s, hoy vamos a ver un delicioso postre italiano, muy típico de la región de Piamonte, y que seguro gustará a todos los paladares.

La panna cotta (en italiano literalmente ‘nata cocida’) se elabora a partir de nata, azúcar y gelatina, y al que podemos añadir diversos aromatizantes como vainilla, canela o anís. Se puede pensar que es un postre laborioso, pero nada más lejos de la realidad, en 15 minutos se prepara y luego necesita  4 horas de reposo en la nevera para que coja firmeza.

La receta de hoy es una versión de la forma clásica del postre italiano, aunque también vamos a hacer un coulis de frutas del bosque para acompañarla,ya que me parece que le va muy bien. Yo he elegido unas frambuesas, pero podeis utilizar alguna otra fruta que os guste más.

La panna cotta debe de tener el cuerpo más parecido al de un flan que al de una gelatina, y al consumirla debe de ser delicada al paladar. Para ello es importante que el gelificante que añadamos se aplique en su justa medida, ya que si nos pasamos nos puede quedar como de goma, y entonces no sería una panna cotta .

También comentaros que existen otras formas de prepararla en las que se sustituye parte de la nata por leche entera para hacerla más ligera, pero en este caso hay que añadir más gelatina, ya que la leche no cuaja tan bien como la nata. Yo, en este caso la voy a hacer sólo con nata, ya que me gusta que quede muy cremosa.

Panna Cotta con coulis de frambuesa

Panna Cotta con coulis de frambuesa

Vamos a la cocina!!

Ingredientes (para 5 personas);

-Para la Panna Cotta;

  • 800 ml de nata para montar (35,1% de materia grasa).
  • 2 vainas de vainilla (o dos cucharillas y media de aroma de vainilla liquido)
  • 4 cucharadas soperas colmadas de azúcar( 100 gramos aproximadamente).
  • 3 hojas de gelatina neutra.

-Para el Coulis de frambuesa;

  • 125 gr de frambuesas frescas.
  • 85 gr de azúcar.
  • 60 ml de agua.
  • 3 o 4 gotas de limón exprimido (opcional).
  • Un par de hojas de menta (opcional).

-Para adornar;

  • Algunas frambuesas frescas y hojas de menta o hierbabuena.

Preparación:

– Añadimos las hojas de gelatina neutra en un bol de agua fría para que se hidraten y se vayan ablandando.

En un cazo ponemos la nata. Es aconsejable antes de añadirla agitar bien el brick o el bote y así evitar que quede  grasa en las paredes.

Para extraer las semillas de vainilla, hacemos un corte longitudinal a las vainas con un cuchillo. Abrimos las vainas, y con la punta del cuchillo, raspamos en su interior de extremo a extremo. Sacamos las semillas del interior y las añadimos al cazo.

Ponemos a cocer a fuego medio la nata, las vainas y las semillas y removemos con una cuchara de madera o una espátula, para evitar que la nata se agarre al fondo.

Cocemos la nata durante 10 minutos removiendo de vez en cuando, es importante que la nata no llegue nunca a hervir.

-Pasado este tiempo apartamos el cazo del fuego, añadimos el azúcar y la gelatina que hemos hidratado bien escurrida. Removemos hasta que esté todo disuelto.

– Ahora solo falta pasar la mezcla por un colador fino para eliminar los posibles grumos y las vainas de vainilla. Vertemos la mezcla en los moldes que hayamos elegido o en vasos individuales si preferís no desmoldar.

– A continuación esperamos a que se enfríe a temperatura ambiente y metemos los moldes o vasos en la nevera tapados con un film transparente para así, evitar que formen costra y  cojan olores. Dejamos refrigerar durante al menos  4 horas.

Panna Cotta con coulis de frambuesa

Panna Cotta con coulis de frambuesa

– Ahora vamos a ver cómo preparar con el coulis de frambuesa para acompañar nuestra receta.

Batimos las frambuesas con unas gotas de limón y dos hojas de menta en un recipiente.

Ponemos un cazo con agua y azúcar a fuego fuerte y movemos hasta que se disuelva el azúcar y se forme un almíbar ligero.

Añadimos el almíbar al recipiente de las frambuesas  y batimos nuevamente la mezcla.

Colamos la mezcla para quitar las pepitas de la frambuesa y listo!

Panna Cotta con coulis de frambuesa

Panna Cotta con coulis de frambuesa

– Si vamos a servir la panna cotta en vasos individuales no tenemos más que añadir el coulis por encima y decorar con alguna frambuesa al final. Lo único a tener en cuenta es que si la panna cotta lleva en la nevera más de un par de días la gelatina se encontrara bastante dura, por lo que antes de servir sería bueno dejarla a temperatura ambiente durante aproximadamente media hora para que hablande un poco.

Si hemos utilizado moldes, para extraer la panna cotta podemos pasar un cuchillo por los bordes, aunque si queremos evitar dejar marcas en ella hay otras opciones. Hay quien rocía los moldes con aceite en aerosol antes de echar la nata en la preparación, aunque yo prefiero meter los moldes sacados de la nevera durante unos segundos en agua tibia caliente. Relleno una olla con agua, de forma que el agua vaya a cubrir aproximadamente la mitad de nuestros moldesLa coloco al fuego, y cuando el agua este caliente la retiro e introduzco los moldes. Yo he utilizado moldes de metal con los que necesitaremos unos pocos segundos de exposición al calor, pero si utilizamos moldes de cristal o de silicona el tiempo de exposición dentro de la olla será mayor,  al ser de materiales peores conductores del calor.  Cuando veamos  que la temperatura empieza a derretir los bordes retiramos del agua y desmoldamos la panna cotta en el plato que elijamos. No hay que pasarse con el calor porque puede derretir la panna cotta, es mejor tenerla en agua unos segundos, probar a desmoldar, y si no sale, siempre podemos volver a sumergir en agua unos segundos más.

Y ya tenemos nuestro postre, añadimos la decoración deseada y a comer!

Espero que os haya gustado la receta y os animéis a prepararla, pronto pondré alguna más.

 

Un saludo! 🙂

Te ha gustado la receta?
Receta
Panna cotta con coulis de frambuesa
Publicado el
Valoración
4 Based on 17 Review(s)
Facebooktwittergoogle_pluspinterest
Etiquetado en: , , , , , ,

20 pensamientos en “Panna Cotta con coulis de frambuesa

  1. Lola Velasco

    Veía la panna cotta por muchas recetas y no me atraía nada, pensaba que era un postre soso y no me calaría pero sin apostar por él, lo hice por su sencillez aunque ha estado muy bien puntualizar qué hay que tener en cuenta para tener una consistencia perfecta y así disfrutarlo como merece. Me sorprendió realmente, un sabor suave, elegante, fino. La presentación que le has hecho es también la que merece ¡Delicioso! Besos.

    1. @Luis@@Luis@ Autor de la entrada

      Totalmente de acuerdo contigo Lola, a mi me gusta que la Panna Cotta quede muy suave, y he probado con distintas cantidades de gelatina hasta que he dado con lo que buscaba. De los postres que he hecho, es de los que más me ha gustado, ya que no se tarda nada y esta deliciosa. Gracias por la visita y el comentario. Besos!

    1. @Luis@@Luis@ Autor de la entrada

      Hola Silvia, la verdad es que salió deliciosa y muy vistosa. Voy a probar a hacerla con otros sabores, y es que la panna cotta da mucho juego. Gracias por pasarte y comentar. Bsos

  2. Mar

    Que maravilla! Esas fotos! Preciosas , esa presentación! Esos colores! Ains ains! Q me pierdo.. Siempre he pensado q este postre da un resultado fantástico para la poca complejidad q conlleva el prepararlo, está buenísima y da mucho juego, en definitiva, q me ha encantado! Bsos

    1. @Luis@@Luis@ Autor de la entrada

      Me alegra que te guste Mar,y estoy de acuerdo contigo, más fácil que esta receta hay pocas y además esta buenísima. Bsos y gracias por comentar

  3. mercedes arrufat

    Buenas tardes, no sabes como me alegro de encontrarme esta receta, la hice una vez hace unos años y no me salió muy allá.
    Con tu permiso me la llevo , con lo bien que está explicado todo, esta vez triunfo.
    Gracias. Besos.

  4. Mireia

    Tiene una pinta estupenda. La he comido una sola vez y en casa de un amigo italiano. Le pedí la receta y juraría que era muy similar, recuerdo que me sorprendió mucho que una combinación tan simple como nata, azúcar y gelatina resultara un postre tan versátil y rico, me encantó! Tomo nota de las cantidades!

    1. @Luis@@Luis@ Autor de la entrada

      Hola Mireia, a mi me paso parecido a ti, la probé en un italiano y cuando me entere de como se hacía me lleve una sorpresa. Esta buenísima y como dices es muy versátil, las puedes hacer de chocolate, frutas, las he visto hasta de baileys! un besote y gracias por comentar! 🙂

  5. Eva

    He probado tu receta, y tuve un problema, no cuajó del todo. El sabor era perfecto, pero no tenía textura de flan, sabes a qué puede deberse?
    Muchas gracias.

    1. @Luis@@Luis@ Autor de la entrada

      Hola Eva, cuanto lo siento, es posible que hayas utilizado un molde mayor que los que aparecen en mi receta. De cualquier forma esto se arregla añadiendo algo más de gelatina. Las cantidades que indico yo son para una panna cotta con una textura muy delicada que es como me gusta a mi, pero si se te deshace puedes probar con lo que te he comentado. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por último,para evitar el spam, rellena este cuadro. * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.